HomeBlog¿Gorda yo?

Queridos familiares, amigos, stalkers y demás, quiero agradecer el tiempo que dedican a observarme
y sobre todo la amabilidad de compartir su opinión acerca de mi figura, pero con pesar en mi corazón (mentira, en realidad lo disfruto) tengo que contradecir a todos aquellos que me dicen o piensan: “¡ajo! estas gorda”, “niña como te has engordado” ó “te veo como gordita”, y todas las combinaciones posibles, pues no, no, no y NO, como ya le he dicho a algunos, yo no estoy gaaaarda, lo que pasa en que antes estaba muy delgada.

Hay algo cierto y es que he aumentado peso, pero para su tranquilidad estoy casi que en mi peso ideal, es más, aún me faltan como 3 kilos para alcanzarlo, de resto el aumento del grosor de mis piernas se debe a sentadillas, peso muerto y a la relación de amor y odio que tengo con las tijeras en la máquina Smith.
Mi abdomen esta cuasi-plano (no llega a plano aún ;( , todavía me faltan con 100 años disciplina alimenticia para eso) y mi brazos, ¡oh! adoro mi brazos musculositos :), nunca me hubiera imaginado que iba a enamorarme de ellos.

Ahora bien, dejando a un lado el chiste y la vanidad, es increíble como nos encanta lanzar juicios y emitir opiniones acerca de los demás, muchas veces irresponsablemente, (se que algunos no lo hacen con maldad, pero igual eso no los exime de culpa) me pongo a pensar sobre todas las veces que me han dicho que estoy gorda y le doy gracias a Dios porque yo no tengo traumas con mi peso porque sino ya estuviera matándome de hambre o con un dedo en mi garganta induciéndome el vómito, pero y ¿que hay de aquellas personas que si tienen traumas o una autoestima baja, que han sufrido años y años por bajar ó aumentar de peso, aquellas que ante cualquier comentario negativo sobre su imagen se derrumban?
Mi invitación a ellas es que sean fuertes, primero para manejar la opinión de los demás por de eso nunca nadie se va librar, ni Santa Teresa de Calcuta con todo lo buena que fue (por cierto una excelentísima mujer, un ejemplo a seguir, y mira que andan diciendo que todo fue una farsa) ni Shakira con toda su fama y segundo para afrontar la realidad de su cuerpo y mejorarlo si es lo que desean, por salud, por bienestar más que por vanidad, aunque un poco de vanidad no cae mal ¡caray tenemos que gustarnos a nosotros mismos antes que a nadie! porque de los demás nos podemos escapar pero de nosotros y de nuestros pensamientos perturbadores ¡nunca!

Y mi otra invitación es al resto, a ti y a mí a que seamos más prudentes al momento de hablar y opinar de los demás, analizar como nuestras palabras pueden influir en la otra persona, sobre todo si sabemos de la vulnerabilidad del otro, ser críticos es parte de nuestra esencia como seres humanos y esta bien, es una capacidad maravillosa pero ojalá todos nuestros comentarios sean para edificar y no para dañar.

0 thoughts on “¿Gorda yo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*