HomeBlogAcumuladores

Quizás no tengamos un problema tan grave como para tener montañas de cosas en la sala de nuestra casa como muestran en el programa Acumuladores de Discovery Home and Health, pero sin duda a muchos de nosotros nos gusta guardar cosas, papeles, restos de materiales, juegos, etc, para después o por si acaso.

Aunque parezca tonto aveces realmente puede ser difícil dejar ir la cosas.

Probablemente enseguida se vino a tu mente eso que hace rato esta pidiendo basura. Como esa blusita vieja que esta toda gastada, manchada y posiblemente hasta con algunos huequitos,  pero que no quieres botar porque es cómoda y bueno necesitas ropa de estar casa (entre otras tantas cosas que nos decimos para aliviar la culpa), pero que la última vez que la usaste te prometiste a ti misma tirarla porque te espantaste un poco al notar que te veías cual indigente.

Y por otro lado las cosas que están en buen estado pero que ya no te quedan, no te gustan o no te gusta como te quedan.

Particularmente yo caigo muchas veces en un circulo vicioso con algunas prendas cuando ordeno el clóset, las etapas son más o menos estas:

Desmemoriada: Oh, mira no me acordaba que tenía esto.

Reflexiva: ¿Por qué habré dejado de ponerme esto?

Heroína: Lo voy a rescatar del abandono, hoy/mañana me lo pongo.

Realista: Lo uso y recuerdo; quizás la tela cedía, no era muy cómodo, o era muy corto, etc.

Optimista: Tengo que mandar arreglar esto o lo transformaré en algo nuevo.

Distraída: Voy a ponerlo por aquí para que no se me olvide, lo olvido.

En una nueva sesión de limpieza regreso al punto 1. Ultimamente he tratado de que apenas recuerdo porque no lo usaba lo llevo a la bolsa de cosas para regalar.

Ahora bien, más que centrarme el hecho de guardar cosas quiero enfocarme en soltarlas, porque ya esta visto que tuvimos por un tiempo estos cachivaches en nuestro poder y no nos generaron un gran aporte, y por algo quedaron relegados, pero dejarlas ir si que podría ser beneficioso.

Así acá le dejo las siguientes frases o mantras que le podrían ser de utilidad en el proceso del desprendimiento:

“La basura de un hombre puede ser el tesoro de otro.”  Creo que es bastante disiente y certera, y es que aveces alguien puede estar necesitando lo que nosotros tenemos olvidado y que incluso se puede estar echando a perder. Done, regale o venda lo que no este usando.

“Lo que no sirve que no estorbe.”  Quizás si revisa en el cajón de su escritorio encontrará ese lapicero que no escribe, pero que esta ahí nadie sabe bien porqué, hágase un favor, bótelo. Así se evitará el disgusto la próxima vez necesite escribir algo con urgencia y coja precisamente el lapicero que no escribe.

“Sacar lo viejo para dar espacio a lo nuevo.”  Aveces dejamos que adquirir cosas que realmente queremos y necesitamos porque pensamos que tenemos lo suficiente, pues es lo que dicen nuestros atiborrados estantes y cajones. ¡Ojo! quizás estamos cayendo en nuestra propia trampa.

Así que a limpiar, ordenar y botar. Sentirá que tiene más espacio, que la energía fluye y hasta el estado de ánimo le cambiará.

0 thoughts on “Acumuladores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*